Contenido

Reconocer el acné inflamatorio

Granos grandes, duros y rojizos, con o sin cabeza blanca. Así es como se presenta el acné en su fase inflamatoria. ¿Cómo se puede tratar? ¿Es posible camuflarlo? Aquí tienes algunos consejos.

av_acne_inflammatoire_femme_1x1

¿Qué es el acné inflamatorio?

El acné inflamatorio suele derivar del acné retencional, que se manifiesta en forma de puntos negros o microquistes. Son el resultado de la sobreproducción y el engrosamiento del sebo, que no puede fluir a través de los poros de la piel. Este entorno obstruido favorece la proliferación de la bacteria Cutibacterium Acnes.

Los microquistes y los comedones abiertos (puntos negros) pueden desaparecer espontáneamente o inflamarse. Los granos adoptan entonces la forma de pápulas (granos grandes, duros y rojos) y pústulas (granos con una cabeza blanca que contiene un líquido purulento), o incluso nódulos cuando la inflamación es profunda. Esto es acné inflamatorio.

El acné inflamatorio afecta a los adolescentes...

y las mujeres

En los adolescentes

El acné inflamatorio suele estar relacionado con la agitación hormonal de la pubertad. Aparece donde las glándulas sebáceas son más numerosas: en el rostro, la espalda, los hombros y la parte superior del pecho. 

En las mujeres 

Este tipo de acné también puede aparecer en la edad adulta, principalmente en las mujeres. Suele localizarse en la parte inferior del rostro: a lo largo de la línea de la mandíbula y en la barbilla. También en este caso el origen de este acné puede ser hormonal, pero entran en juego otros factores como la alimentación, el estrés o el uso de productos cosméticos inadecuados.

 

Más información

¿Cómo cuidar la piel con tendencia al acné?

El acné inflamatorio puede tratarse con medicamentos recetados por un médico de cabecera, un pediatra o un dermatólogo, el especialista de la piel. Tu rutina diaria de cuidado de la piel también es muy importante.

Tu objetivo: limpiar la piel de impurezas (sebo, maquillaje, contaminación, etc.) y reducir las imperfecciones. Gel limpiador con aclarado, agua micelar aplicada con un algodón, crema limpiadora suave (si tu piel está reseca por un tratamiento)... Es tu elección. Y sobre todo: haz esta limpieza por la mañana y por la noche. Para una mayor eficacia y para calmar la piel, no dudes en rociar el rostro con agua termal después de la limpieza.

Ahora puedes aplicar tu tratamiento local, un producto antiimperfecciones o un cuidado matificante. Si tienes la piel grasa, elige una emulsión ligera y no grasa que contenga microcápsulas absorbentes para hidratar y matificar la piel. Si tienes la piel seca debido a un tratamiento antiacné, elige una crema calmante y nutritiva. Tu crema debe ser no comedogénica y estar formulada para pieles con imperfecciones.

Pasos a seguir

 

av_acne_inflammatoire_1x1

CONSEJOS AMABLES Y ESPECIALIZADOS

Es cierto que el sol mejora la apariencia del acné inflamatorio. Pero ¡cuidado con el efecto rebote!

Cuando se expone al sol, la piel se engrosa bajo el efecto de los rayos ultravioleta y los granos parecen desaparecer. Pero es solo un efecto temporal. En cuanto los rayos del sol disminuyen, la piel recupera su grosor habitual y los granos vuelven con fuerza. Esto se llama efecto rebote. 

El primer consejo para evitarlo es limitar al máximo la exposición al sol. Cuando esto no sea posible, aplica sistemáticamente un producto de protección solar para pieles grasas con imperfecciones debajo de tu cuidado diario. Debe ser una protección alta (SPF 50+) y de amplio espectro UVA-UVB. Gracias a su textura no grasa, algunos de estos productos solares permiten combinar una protección alta con una sensación de piel desnuda. Están especialmente indicados para las pieles grasas.

Los efectos del sol en el acné

Los hábitos adecuados para camuflar el acné inflamatorio 

¿Se puede usar maquillaje cuando se tiene acné inflamatorio? ¡La respuesta es sí! Siempre que evites tocarte los granos en la medida de lo posible y elijas productos no comedogénicos y adaptados a tu piel, de lo contrario tu acné podría rebrotar aún más. Para enmascarar las imperfecciones sin obstruir la piel y provocar la aparición de nuevos granos, lo mejor es elegir un maquillaje corrector médico formulado especialmente para tu tipo de piel, y que sea no comedogénico.

Lo imprescindible: un stick corrector amarillo si los granos son violáceos, o verde si son más bien rojizos; una crema compacta para el cutis de acabado mate para una buena cobertura sin efecto máscara; y unos polvos mosaicos translúcidos para fijar el maquillaje y matificar la piel.

De la misma gama

Nuestras soluciones para cuidar la pie con acné inflamatorio

Los cuidados Eau Thermale Avène están diseñados para reconciliarte con tu piel

Cleanance Agua micelar

Cleanance Agua micelar

Desmaquilla - Matifica - Limpia

Cleanance Gel limpiador

Cleanance Gel limpiador

Matifica - Limpia - Purifica

Cleanance Comedomed

Cleanance Comedomed

Calma - Matifica - Reduce las imperfecciones

Cleanance Women Cuidado de noche alisador

Cleanance Women Cuidado de noche alisador

Reduce las imperfecciones - Reduce las marcas persistentes - Afina la textura de la piel

Agua termal de Avène Spray

Agua termal de Avène Spray

Calma - Restaura la barrera cutánea

Volver al principio