Contenido

Causas de la piel grasa

¿Tienes la piel brillante en todo el rostro, numerosas imperfecciones y tu maquillaje nunca dura todo el día? Si todo esto se aplica a ti, probablemente tengas la piel grasa. ¿Qué causa la piel grasa? ¿Se puede mitigar? Buenas noticias: ¡la respuesta es sí!

Hormonas: la principal causa de la piel grasa

Hormonas: la principal causa de la piel grasa

El origen de la piel grasa es el sebo: segregado por las glándulas sebáceas situadas justo debajo de la piel, el sebo sirve desde su nacimiento para proteger la piel de las agresiones externas cubriéndola con una ligera película aceitosa y protectora. En la pubertad, la piel comienza a producir más sebo debido a las hormonas. Se vuelve brillante y grasa y los poros que drenan el sebo a menudo se obstruyen. Esto hace que la piel se asfixie. Entonces pueden aparecer imperfecciones: manchas, puntos negros o acné, ¡o incluso todo a la vez! Este fenómeno afecta tanto a las niñas como a los niños y puede durar hasta la edad adulta. 

«A veces, durante el día, mi piel grasa se apodera de mí y tengo que secar las zonas grasas con regularidad para evitar que mi piel brille. Utilizo un trozo de pañuelo de papel, pero lo mejor es un pequeño trozo de papel de seda, ya que es muy absorbente».

Pauline, 33 años

Otras causas de la piel grasa

La piel grasa no sólo está relacionada con los cambios hormonales que se producen durante la pubertad. Hay otros factores que intervienen, empezando por la herencia: ¡pregunta a tus padres si ellos también tenían la piel grasa cuando eran jóvenes! 
Ten en cuenta también que tu entorno y tu estilo de vida pueden explicar por qué tu piel brilla: la contaminación, el estrés, tu dieta y el consumo de tabaco y alcohol parecen tener una gran influencia en el equilibrio de la piel. Así que cuidado con los excesos...
La cantidad de sebo también cambia en función de la temperatura y de las estaciones del año: ¡un grado más aumenta la producción de sebo en un 10%! Por eso la piel es más grasa en primavera y verano.

Todo lo que hay que saber sobre los factores que empeoran la piel grasa

CONSEJOS AMABLES Y ESPECIALIZADOS 

¡La piel grasa no es del todo mala!

Si la piel grasa produce demasiado sebo, ¿hay que intentar eliminarlo por completo? Esta es una mala idea: el sebo forma parte de la película hidrolipídica de la piel. Actúa como un escudo contra los agresores externos, ayudando a proteger la piel contra ellos. Por ello, lo mejor es intentar regular la producción de sebo con los productos adecuados. Otra buena noticia es que la piel grasa es más gruesa que la seca y más resistente al envejecimiento de la piel. Las primeras arrugas aparecen más tarde en las pieles grasas, ¡así que al menos tiene una ventaja!

Los pasos correctos para cuidar la piel grasa

Los pasos correctos para cuidar la piel grasa

Limpieza, hidratación, maquillaje... La piel grasa tiene necesidades específicas, especialmente si también es propensa a las imperfecciones. Una buena regla general es elegir productos suaves, no comedogénicos y, por supuesto, adecuados para la piel grasa. Si son demasiado agresivos o irritantes, la piel reaccionará produciendo más sebo. ¡El remedio sería entonces peor que la enfermedad! Obtendrás mejores resultados con tratamientos suaves, pero regulares para el cuidado de la piel. 

 

Ritual de cuidado de la piel grasa

De la misma gama

Nuestras soluciones para cuidar la piel grasa

Productos Eau Thermale Avène diseñados para ayudarte a sentirte mejor con tu piel

Cleanance Gel limpiador

Cleanance Gel limpiador

Matifica - Limpia - Purifica

Agua termal de Avène Spray

Agua termal de Avène Spray

Calma - Restaura la barrera cutánea

Cleanance Cuidado matificante

Cleanance Cuidado matificante

Hidrata - Matifica - Reduce las imperfecciones

Volver al principio