Contenido

El sol y el acné

¿El acné y el sol se llevan bien? Aunque el sol suele mejorar el aspecto de la piel con tendencia al acné, los beneficios son efímeros. Una vez terminada la exposición, es probable que el acné vuelva a brotar. Afortunadamente, una protección e higiene adecuadas te permitirán disfrutar de los rayos UV sin desencadenar nuevos brotes a la vuelta de las vacaciones.

av_acne_adolescents_plage_1x1

Acné: los falsos beneficios del sol

¿Por qué pensamos que el sol es bueno para la piel con tendencia al acné? Simplemente porque el aspecto de la piel parece mejorar cuando se expone al sol, gracias al efecto secante del sol sobre las lesiones inflamatorias. Un fenómeno favorecido por los baños en el mar o en la piscina. Así, el proceso de bronceado puede llevar a la creencia de que la exposición al sol puede curar el acné. Pero esta situación no dura, al contrario...

¡Mi estación favorita es sin duda el verano! No solo para salir con los amigos, hacer una barbacoa con la familia y demás, sino también porque es la única época del año en la que me siento guapa... Tengo muchos menos granos y estoy morena; ¡mi piel y yo estamos nos sentimos vivas de nuevo!

Léa, 23 años

¿Por qué el sol favorece los brotes de acné?

¿Sabes qué es el efecto rebote? El acné que se calmó en verano puede volver a brotar al volver de las vacaciones. De ahí el término «rebote». Cuando ya no te expongas al sol, el acné empeorará porque el sol favorece el engrosamiento de la piel. Este engrosamiento bloqueará los folículos pilosebáceos e impedirá la evacuación del sebo. El resultado es la formación de puntos negros y microquistes, que pueden convertirse en lesiones inflamatorias. Además, la exposición al sol puede provocar a veces que las cicatrices se pigmenten (se vuelvan marrones).

Como sabes, la protección solar es esencial para proteger tu piel (contra las quemaduras solares, el envejecimiento de la piel, etc.), y lo es aún más en el caso del acné.

Qué hay detrás de un grano

 

av_acne_adolescent_miroir_1x1

CONSEJOS FÁCILES Y EXPERTOS

¿Cómo evitar el efecto rebote? 

Una protección solar adecuada sigue siendo la mejor prevención... En verano, en cuanto te pongas al sol, utiliza un producto de protección solar muy alta (SPF 50+). El resto del año, para proteger tu piel de los rayos UV, aplica un nivel de protección 30. No olvides elegir un producto con una textura adecuada para las pieles con imperfecciones, para que el acabado sea imperceptible en la piel. Esto no solo evitará (en parte) el efecto rebote al minimizar los efectos de los rayos UV, sino que también reducirá el riesgo de hiperpigmentación o cicatrices. 

Acné y sol: ¿qué higiene adoptar?

La protección solar no es la única aliada para disfrutar de los beneficios del sol sin sus inconvenientes. La higiene diaria es igual de importante.

Piel purificada

Para evitar el efecto rebote, los poros de la piel deben deshacerse del sebo y las impurezas que los obstruyen. Como siempre, e incluso más que de costumbre, no te olvides de limpiar a fondo tu rostro por la mañana y por la noche con productos suaves, sin olvidar tu mascarilla exfoliante habitual (también suave) para absorber el sebo, exfoliar la piel y dejarla más limpia y suave.

Piel matificada

Por la mañana, para alisar la piel, aplica un producto de cuidado matificante seborreductor e hidratante. Esto reducirá los brillos de forma inmediata y duradera. Por no hablar de que es una excelente base de maquillaje. 

Consejos de expertos y rituales de cuidado

av_acne_schema_photosensibilisation_1x1 1. Hipodermis 2. Dermis 3. Epidermis 4. Enrojecimiento anormal 5. UVB-UVA  

Cuidado con el riesgo de fotosensibilización

Enrojecimiento, ampollas... Algunos medicamentos pueden hacer que la piel reaccione excesivamente a la exposición al sol. Algunas moléculas utilizadas contra el acné no son una excepción a la regla. Si estás tomando un medicamento antiacné, ya sea por vía oral o como tratamiento tópico, comprueba si el término «fotosensibilizante» aparece en el prospecto. Por lo general, no es necesario interrumpir el tratamiento. Sin embargo, es posible que tengas que cambiar tus hábitos, por ejemplo, aplicando el tratamiento por la noche en lugar de por la mañana. No dudes en pedir consejo a tu dermatólogo. Por supuesto, ten cuidado al exponerte al sol y utiliza siempre un protector solar de protección muy alta (SPF 50+), incluso para periodos cortos de exposición.

Los pasos adecuados para mantener un cutis bronceado

Cuando se acerca el final de las vacaciones, para mantener el bronceado y conservar una tez bonita, ¡puedes confiar en el maquillaje! Elige los productos con cuidado. Deben ser no comedogénicos. Y si quieres disimular unas pequeñas cicatrices de acné, los Laboratorios Dermatológicos Avène han desarrollado una gama de productos de alta cobertura que combinan eficacia y seguridad. Un último consejo: es imprescindible desmaquillarse todas las noches.

Maquillaje para cubrir el acné

De la misma gama

Nuestras soluciones para disfrutar del sol cuando se tiene acné

Los productos de Eau Thermale Avène para el cuidado de la piel en verano

Cleanance Agua micelar

Cleanance Agua micelar

Desmaquilla - Matifica - Limpia

Cleanance Gel limpiador

Cleanance Gel limpiador

Matifica - Limpia - Purifica

Cleanance Women Cuidado de día con color SPF 30

Cleanance Women Cuidado de día con color SPF 30

Unifica el tono de piel - Reduce las imperfecciones - Afina los poros

Cleanance Comedomed

Cleanance Comedomed

Calma - Matifica - Reduce las imperfecciones

Pruébame
Couvrance Pincel corrector Beige

Couvrance Pincel corrector Beige

Sublima - Maquillaje - Reduce las imperfecciones

Agua termal de Avène Spray

Agua termal de Avène Spray

Calma - Restaura la barrera cutánea

Volver al principio