Cremas

Cremas

Ya sea una crema para el cuerpo, una crema para los pies o una crema para las piernas, aplicar regularmente una crema hidratante para el cuerpo es esencial para mantener la belleza y el bienestar de la piel a diario. Descubrir nuestros productos de cuidado corporal.

Filtrar los productos
Filtrar los productos

4 resultados

MÁS INFORMACIÓN

¿Por qué utilizar una crema corporal?

La piel está constantemente sometida a agresiones externas como la fricción, las variaciones de temperatura y la exposición solar. La película hidrolipídica que forma la barrera de la piel y protege al organismo del mundo exterior se deteriora. Esto da lugar a imperfecciones y problemas como sequedad de la piel, manchas, picores, manchas y zonas rojas localizadas, tirantez, etc.  

El papel de las cremas corporales, al igual que el de las cremas faciales, es, por lo tanto, reforzar la película hidrolipídica y aportar la nutrición necesaria. Se trata de una medida preventiva contra ciertas afecciones dermatológicas debidas a la deshidratación, y también contra el envejecimiento de la piel.

Como ventaja adicional, las cremas corporales refuerzan la epidermis para afrontar los cambios estacionales reduciendo la sequedad de la piel, potenciando el bronceado y dejando la piel sedosa.

¿Qué crema corporal elegir?

La elección de la crema corporal depende, por supuesto, de las necesidades individuales de cada tipo de piel. El cuidado corporal será diferente para la piel seca frente a la piel grasa de la espalda. Tus imperfecciones y preocupaciones también determinan la elección de la crema.

Si tienes dudas sobre la crema adecuada para ti, no dudes en pedir consejo al farmacéutico o dermatólogo.

Se pueden tener en cuenta otros parámetros a la hora de elegir la crema corporal:

  • La zona del cuerpo a tratar: nuestros productos también pueden utilizarse como cremas para los pies, y hemos desarrollado cremas para las manos adaptadas a las numerosas tensiones a las que pueden verse sometidas.
  • La estación: la crema Cold Cream ha sido formulada para resistir el agua y el frío a fin de proteger a toda la familia en invierno. También puede ser un producto adecuado para piel seca durante todo el año, especialmente en zonas localizadas del cuerpo.

Descubre también otras texturas para el cuidado corporal, como el bálsamo corporal,la  loción corporal y el aceite para el cuidado de la piel, todos ellos con acciones específicas (envolvente, nutritiva, etc.).

Si tienes previsto salir al sol o simplemente dar un paseo al aire libre y el índice UV es superior a 2, sustituye la crema nutritiva o hidratante por una crema solar con un SPF adaptado a tu tono de piel.

¿Cómo aplicar la crema corporal?

Las cremas corporales deben aplicarse periódicamente, incluso a diario, sobre la piel limpia. En otras palabras, hazlo después de la ducha, por la mañana y/o por la noche. Elige un gel de ducha  adaptado a las necesidades de la piel.

Para aumentar los beneficios de la crema corporal, se recomienda utilizar una vez a la semana un exfoliante corporal.

Aplica la crema hidratante por todo el cuerpo, concentrándote en las zonas ásperas o secas. Asegúrate de masajear suavemente la superficie de la piel para mejorar la absorción y favorecer la circulación sanguínea.

Completa la rutina de belleza corporal con una fina pulverización de Agua termal calmante y antiirritante antes de aplicar la crema corporal. Esto aumentará la eficacia de los productos de cuidado corporal.

Volver al principio