Contenido

¿Cómo puedes asegurarte de que tu piel cicatrice bien?

¿Por qué es tan importante darle seguimiento al proceso de curación?

Cuando la piel se lesiona, se pone en marcha un mecanismo natural de cicatrización para repararla. ¡Esa es la magia de tu cuerpo! Todo un comando de células entra en acción para regenerar tu piel paso a paso. Detienen la hemorragia y protegen, higienizan y cierran la herida antes de reconstruir el tejido... ¡Tu metabolismo se pone a prueba para sanarte! Sí, tu piel tiene grandes poderes naturales. Pero ten cuidado con las complicaciones que podrían retrasar la cicatrización. Mantente alerta y ayúdale a tu piel con los cuidados adecuados.

Una cicatriz puede tardar varios meses o incluso años en alcanzar su aspecto definitivo. Así que buenas noticias: tienes tiempo para actuar... Pero cuanto antes empieces, ¡mejor! Date la oportunidad de tener una cicatriz bonita utilizando cremas y otros tratamientos adecuados.

Regla 1: vigilar la herida 

La calidad de tu cicatriz viene determinada en gran medida por la forma en que trates tu herida. Se trata de una zona viva y su aspecto cambiará con el tiempo a diferentes velocidades según la naturaleza de la lesión.

En pocas palabras: si la herida se enrojece al principio, esto suele ser una buena señal:  significa que tu tejido cicatricial se está curando. Ten cuidado si observas un aspecto amarillento y fibroso o manchas negruzcas y/o aglutinadas. 

¿Cuándo hay que preocuparse?

 Si la herida no ha cicatrizado después de 6 semanas, se vuelve dolorosa, tiene mucha secreción o mal olor, debes consultar a un profesional de la salud.

Buenos hábitos para una buena curación

¿Cuáles son las mejores formas de curar las lesiones cotidianas para toda la familia? ¡Lee, relee y apréndete de memoria estos hábitos para salir de dudas de una vez por todas!

1: Limpieza
¿Tienes las manos limpias? Limpia la herida con agua y jabón suave para eliminar sustancias ajenas. A continuación, seca la herida, preferiblemente con una compresa. En el caso de una herida grande, cubre la herida con un vendaje.

2: Acelerar la curación
Aplica una crema cicatrizante al menos dos veces al día para estimular el proceso de reparación de la piel. Si la herida supura, elige una fórmula secante.

3: Protección solar
A las cicatrices no les gusta el sol. Tanto en verano como en invierno, toma las medidas necesarias para disfrutar del sol de forma segura.

 

CONSEJO AMABLE Y ESPECIALIZADO

¿Qué debo comer para curarme bien?

Tu cuerpo y tu piel necesitan una dieta sana y variada para curarse correctamente. ¡La oportunidad perfecta para probar un par de recetas nuevas! 

Llena tu plato con alimentos ricos en vitamina C (cítricos, kiwis, fresas, grosellas negras, pimientos, grosellas rojas, etc.) y proteínas, como huevos, carne y pescado. También son importantes los alimentos ricos en hierro: marisco, carne roja, legumbres, etc. 

Otros alimentos es mejor evitarlos, como la leche, el azúcar (¡lamentablemente!) y ciertas especias (cúrcuma, jengibre, etc.).

De la misma gama

NUESTRAS SOLUCIONES PARA REPARAR TU PIEL

Lo esencial para reparar, calmar y purificar la piel sensible e irritada de toda la familia.

Cicalfate+ Spray secante reparador

Cicalfate+ Spray secante reparador

Refacción, seca, purifica

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Calma, refacción, purifica

Cicalfate+ Gel de cicatrices

Cicalfate+ Gel de cicatrices

Calma, reduce cicatrices

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Hidrata, protege, refacción

Cicalfate labios Bálsamo reparador

Cicalfate labios Bálsamo reparador

Nutre, protege, refacción

Back to top