Contenido

¿Cómo se identifica y se trata la varicela?

Varicela: Lo básico
 

La varicela es una enfermedad benigna pero muy contagiosa causada por el virus de la varicela-zóster. En el 90% de los casos, se produce entre los 3 meses y los 10 años de edad. Tras un discreto periodo de incubación de 1 a 2 semanas, los primeros síntomas son poco notorios. Después de unos días, se vuelven MUY reconocibles:   aparecen unas pequeñas ampollas que pican mucho. La varicela en sí no tiene tratamiento, pero hay soluciones para calmar el picor y evitar la infección que puede causar cicatrices.

Las cicatrices de la varicela están lejos de ser inofensivas, especialmente cuando se encuentran en zonas más visibles como la cara. Por lo tanto, las ampollas y las lesiones producidas por rascarse deben tratarse con cuidado para evitar el riesgo de una infección secundaria que provoque marcas.

Cómo identificar la varicela

Tu hija o hijo está cansado y de mal humor y tiene la piel llena de pequeñas ampollas... ¿Podría ser varicela? La enfermedad comienza con pequeñas manchas rojas que suelen aparecer primero en el pecho o el cuello y luego se extienden a todo el cuerpo. A continuación, se convierten en pequeñas ampollas llenas de líquido que suelen secarse en 48 horas, formando una costra rojinegra. Cuidado: el riesgo de cicatrización se produce al rascar las costras.

¿Cómo se trata la varicela?

  1. Lava a tu hija o hijo con un jabón suave que tenga un pH fisiológico. 
     
  2. Seca las ampollas con una fórmula secante para acelerar la reparación.
     
  3. Repara las ampollas secas con un producto de cuidado de la piel adecuado para evitar que queden marcas.

¿Hay alguna cosa que NO debo hacer?

¡Sí!

1- No empeores las ampollas
- No les pongas productos antisépticos. Esto aumenta el riesgo de sufrir una dermatitis alérgica o irritante que podría retrasar la cicatrización.
- No te excedas con el sol. Los rayos UV impiden la curación adecuada. En caso de exposición, protege la piel con una crema solar de muy alta protección (FPS50+).

2- No te apresures a declarar la victoria
Normalmente puedes esperar que haya de 2 a 3 brotes. Si algunas ampollas se secan, pero siguen apareciendo otras, la infección no ha terminado y sigue habiendo riesgo de contagio. ¡Ten paciencia!

CONSEJO AMABLE Y ESPECIALIZADO

¡Ayuda! ¡Tengo demasiado picor!

La piel pica. Realmente pica... Pica DEMASIADO. Cuidado: rascar una ampolla de varicela puede dejar una cicatriz de por vida. Aquí tienes nuestros consejos y trucos para ayudarle a tu hija o hijo a aliviar su comezón y ayudar a que se rasque menos.

  • Córtale las uñas para reducir las lesiones causadas por rascarse y las infecciones resultantes. 
  • Haz que tu hija o hijo se lave las manos regularmente.
  • Dale baños o duchas muy cortas con agua tibia una o dos veces al día con un jabón líquido dermatológico. 
  • Protege su piel de la transpiración en la medida de lo posible: el sudor empeora el picor.
  • Escoge ropa holgada que no roce la piel.
De la misma gama

NUESTRAS SOLUCIONES PARA REPARAR TU PIEL

Lo esencial para reparar, calmar y purificar la piel sensible e irritada de toda la familia.

Cicalfate+ Spray secante reparador

Cicalfate+ Spray secante reparador

Refacción, seca, purifica

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Calma, refacción, purifica

Cicalfate+ Gel de cicatrices

Cicalfate+ Gel de cicatrices

Calma, reduce cicatrices

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Hidrata, protege, refacción

Cicalfate labios Bálsamo reparador

Cicalfate labios Bálsamo reparador

Nutre, protege, refacción

Back to top