Contenido

Cuidar las manos y los pies durante el tratamiento del cáncer

Quimioterapia, radioterapia, terapias dirigidas... los tratamientos contra el cáncer debilitan la piel en general, y la de las manos y los pies en particular. Pero hay soluciones para prevenir y mitigar estos efectos secundarios.

av_peau-cancer_main_application-creme_1x1 472x472

Tratamientos contra el cáncer: piel debilitada

La quimioterapia y los tratamientos específicos pueden resecar la piel de las manos y los pies. Estos tratamientos contra el cáncer debilitan los pequeños vasos sanguíneos de la piel, provocando reacciones inflamatorias. El resultado: enrojecimiento, hinchazón, grietas, engrosamiento de la piel, etc. Para calmar y suavizar las manos y los pies, hay varias medidas cotidianas que pueden ser útiles y eficaces. Elegir los productos adecuados también ayuda a aliviar la piel y a proteger las palmas y las plantas de los pies, sin olvidar los dedos de las manos y de los pies, hasta la punta de las uñas. 
Ante la menor duda o el más mínimo traumatismo, golpe, corte, etc. no dude en consultar a un médico para tratarse cuanto antes y de forma adecuada para evitar un deterioro de la situación o incluso una infección.

¿Qué hacer con el síndrome mano-pie?

El síndrome mano-pie es una afección inflamatoria de las palmas de las manos y las plantas de los pies que se produce después de ciertas quimioterapias o tratamientos específicos. Se caracteriza por el enrojecimiento, la hinchazón, la sequedad y/o las ampollas. Para limitar estos efectos adversos, se recomienda utilizar guantes durante las actividades diarias y aplicar generosamente un producto de cuidado de manos hidratante varias veces al día. Para los pies, es muy recomendable llevar calcetines de algodón, zapatos cómodos y, a veces, incluso plantillas ortopédicas, sin olvidar aplicar una crema hidratante.
¿Qué debe evitarse o limitarse? 

Exposición de manos y pies al calor, actividades que impliquen el roce de la piel o la presión sobre las manos, como las tareas domésticas, la conducción o la jardinería. Evitar caminar durante mucho tiempo y reducir las actividades de correr. Antes de iniciar el tratamiento contra el cáncer, se recomienda el cuidado de los pies para eliminar todas las callosidades, que son las zonas con mayor riesgo de sufrir efectos secundarios.

 

av_peau-cancer_jambes_chaussettes_1x1 472x472

Empecé a tener mucho dolor debajo de los pies, pensé que era por mis zapatos nuevos, pero no, era un efecto secundario de mi tratamiento contra el cáncer. Ahora, me cuido los pies y las manos, es importante.

Alice

Tratamientos y envolturas nutritivas para tratar el engrosamiento de la piel

Tras el tratamiento del cáncer, a veces la piel tiende a engrosarse. Como resultado, se vuelve áspera y a veces dolorosa.

 

 

Nutrir la piel...

Para reducir el engrosamiento de la piel de las manos y los pies, se recomienda aplicar una crema muy emoliente. Si es posible, esto debería hacerse varias veces al día, centrándose en los talones y otras zonas de apoyo.

...y cubrir esas zonas para potenciar los efectos

Para que este paso de hidratación frecuente sea lo más eficaz posible, existe un método: las envolturas. Las manos y los pies se cubren con guantes y calcetines de algodón o seda después de haber dado un suave masaje con una cantidad suficiente de emoliente. Consejo: para una mayor eficacia, mantén los guantes o los calcetines puestos durante la noche.

 

Cómo combatir la sequedad de la piel durante el tratamiento contra el cáncer

CONSEJOS FÁCILES Y EXPERTOS 

No te olvides de las uñas

En cuanto al cuidado de las manos y los pies, es esencial no olvidar las uñas, que necesitan la misma atención. Cuando se aplica un emoliente en las manos o en los pies, también hay que hidratar y masajear el borde y la placa de la uña. Otros consejos para proteger esta zona: no te cortes las uñas demasiado cortas y no te toques las cutículas para evitar microlesiones. Si quieres aplicarte un esmalte, elige uno que no sea perlado y que sea a base de silicona, y opta por un quitaesmalte sin acetona a la hora de retirarlo. No dudes en recurrir a un profesional socioestético para realizar estos tratamientos. 

av_peau-cancer_mains_fissures_1x1 472x472

 

Actuar contra las grietas

Las terapias contra el cáncer suelen provocar sequedad, lo que favorece la aparición de grietas. Para evitar que se desarrollen y reducir su impacto en las actividades diarias, hay que tomar medidas. Evitar los baños largos y calientes. Además, deben utilizarse barras o aceites limpiadores dermatológicos en lugar de jabones líquidos o sólidos. Lo mejor es utilizar productos de limpieza muy suaves, sin jabón ni perfume, tanto para las manos como para los pies. Por último, hidratar con un emoliente varias veces al día ayuda a prevenir la formación de grietas y a reducir las molestias. 

De la misma gama

Nuestras soluciones para calmar la piel de las manos y los pies

Productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène diseñados para ayudarte a sentirte mejor con tu piel

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Calma - Repara - Purifica - Refacción

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Cicalfate Manos Crema reparadora efecto barrera

Hidrata - Protege - Refacción

Xeracalm A.D. Bálsamo relipidizante

Xeracalm A.D. Bálsamo relipidizante

Nutre - Calma - Hidrata

Xeracalm A.D. Aceite limpiador relipidizante

Xeracalm A.D. Aceite limpiador relipidizante

Nutre - Calma - Limpia

Agua termal de Avène Spray

Agua termal de Avène Spray

Calma - Restaura la barrera cutánea

Volver al principio