Contenido

Causas y prevención

Entender la hipersensibilidad de la piel para cuidarla mejor. ¿Sientes la piel tirante o caliente con frecuencia? ¿Hormigueo o enrojecimiento en el rostro al menor ataque? Cuando se tiene una piel hipersensible y reactiva, las molestias son muy comunes. Para proporcionar un alivio duradero de estos síntomas, es importante identificar la causa de la irritación y luego elegir la solución más adecuada.

av_peaux-sensibles_schema_agressions-exterieures_1x1 472x472

¿De dónde viene esta hipersensibilidad de la piel?

La epidermis es una barrera protectora. Su tarea principal es evitar que los elementos externos penetren en la piel. Si esta barrera epidérmica se debilita, desgraciadamente ya no es capaz de detener los agresores externos, como los irritantes o los alérgenos. Esto es lo que ocurre con la piel reactiva, cuyo escudo protector ya no es lo suficientemente fuerte como para protegerla eficazmente.
Su segunda tarea es evitar que el agua contenida en la piel se escape. En el caso de algunas pieles hipersensibles, la barrera epidérmica es demasiado débil para desempeñar esta función correctamente. El agua de la piel se evapora más fácilmente de lo normal, dejando la piel más seca y deshidratada (y por tanto más frágil e incómoda).
A: Piel normal
B: Piel reactiva

 

La otra causa de la hipersensibilidad: receptores sensoriales demasiado sensibles

Hay muchos receptores sensoriales en la superficie de la piel. Su función es transmitir una alerta al cerebro cuando la piel recibe un ataque, provocando así una sensación (hormigueo, tirantez, rubor, etc.). Cuando la piel es hipersensible, estos receptores «demasiado parlanchines» envían información al cerebro a la menor oportunidad, provocando molestias, picores y ardor.

av_peaux-sensibles_schema_recepteurs-sensoriels_1x1 1. Dermis 2. Epidermis 3. Receptores sensoriales 4. Agresores externos 5. Señal de advertencia

PIEL HIPERSENSIBLE Y REACTIVA

¿Qué desencadena una reacción?

 

Agresores externos

La piel es única en cada persona y puede reaccionar de forma diferente a los agresores externos. Sin embargo, cuando la piel hipersensible reacciona, los agresores suelen ser los siguientes:

  • El sol, tanto que a veces puedes pensar que tienes alergia al sol.
  • El viento, el aire acondicionado y las variaciones de temperatura crean irritaciones y desencadenan reacciones incómodas, especialmente si tienes una piel reactiva al frío.
  •  El agua, porque está cargada de minerales, que pueden provocar sensaciones cutáneas inesperadas, como en las pieles reactivas a la cal.
  • Contaminación.
  • Productos químicos e irritantes presentes en la composición de algunos cosméticos, que pueden provocar una fuerte reacción en la piel en la primera aplicación o tras un uso prolongado.

Causas internas:

¿Te ha salido un sarpullido sin razón? ¿Te pica la cara pero no puedes identificar el desencadenante? Los factores específicos son difíciles de determinar, ya que hay muchos factores que varían a lo largo de la vida. En efecto, la piel hipersensible puede reaccionar a elementos como:

  •  Cambios hormonales relacionados con la pubertad, el ciclo menstrual, el embarazo o la menopausia.
  • Factores psicológicos y emociones fuertes, como el estrés o la ira.

¿Existen soluciones para las pieles hipersensibles? Sí, no te preocupes.

Cosmética estéril®: productos adaptados a las pieles hipersensibles.

Si tienes la piel hipersensible, probablemente ya habrás notado que no tolera ciertos productos cosméticos. Hay ingredientes específicos a los que reacciona. La Cosmética estéril® es la solución más adecuada para los tipos de piel más exigentes. Sin conservantes ni fragancias, la Cosmética estéril® contiene solo los ingredientes esenciales para calmar, hidratar y proteger la piel. Como su nombre indica, los productos se fabrican en un entorno estéril y el sistema de cierre está sellado herméticamente para evitar la contaminación. Por lo tanto, no se necesitan conservantes y la tolerancia es óptima. La Cosmética estéril® hidrata y calma la piel con el máximo respeto, minimizando cualquier riesgo de reacción cutánea.

av_peaux-sensibles_formule-simplifiee_1200x294 1600x500

Una rutina de cuidados sencilla y eficaz

Desmaquillantes, lociones, bálsamos, cremas: ¿has probado varios productos cosméticos con diferentes fórmulas para intentar calmar tu piel hipersensible? Cuantos más productos diferentes utilices, más sustancias potencialmente irritantes entrarán en contacto con tu piel. Así, puede resultar difícil identificar los ingredientes que provocan una reacción exagerada de la piel. Por ello, uno de nuestros principales consejos a las personas con sensibilidad cutánea es que revisen su rutina de cuidado de la piel. El objetivo es evitar que aumente el número de productos cosméticos y centrarse en productos seguros, sin perfumes ni conservantes, limitando así los riesgos de irritación.

De la misma gama

NUESTRAS SOLUCIONES PARA LA PIEL HIPERSENSIBLE E INTOLERANTE

Productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène diseñados para hacerte sentir mejor con tu piel dañada.

Tolérance Control Crema calmante reparadora de Cosmética estéril®

Tolérance Control Crema calmante reparadora de Cosmética estéril®

Hidrata - Calma - Fortalece la barrera cutánea

Tolérance Control Bálsamo calmante reparador de Cosmética estéril®

Tolérance Control Bálsamo calmante reparador de Cosmética estéril®

Hidrata - Calma - Fortalece la barrera cutánea

Tolérance Loción limpiadora gelificada

Tolérance Loción limpiadora gelificada

Desmaquilla - Calma - Limpia

Volver al principio