Piel intolerante y alergica

Intolerancias y alergias

Cuando la piel sea intolerante o sensibilizada por una reacción inmunológica, es indispensable respetar sus exigencias, utiizando productos de muy alta tolerancia y de gran suavidad.

Consejo de nuestro médico

Preguntas / respuestas
  • En primer lugar, es preciso limitar o evitar, si es posible, los factores que provocan esta sensibilidad. 

    • Utilizar productos cosméticos específicos para la piel sensible. 
    • Evitar los productos de aseo irritantes o desecantes. 
    • Si el agua calcárea del grifo agrede su piel, utilice productos suaves sin necesidad de aclarado y rocíese, al final de la limpieza, con una fina vaporización de Agua termal. 
    • Dar prioridad a los productos de cuidado más neutros posible: con un mínimo de ingredientes, sin alcohol... 
    • Deben prohibirse ciertos activos, conocidos por ser irritantes. La «piel sensible» posee la particularidad de reaccionar más rápida o intensamente que la piel normal a un mismo agresor, en condiciones similares. Esto se refleja a través de unas sensaciones desagradables (tiranteces, picazón, hormigueo...), a veces acompañadas por rojeces o sequedad.

  • Son complejos.

    La piel es un órgano que ejerce múltiples funciones y, por lo tanto, existen diversos tipos de anomalía que pueden causar la sensibilidad cutánea: lesiones en la capa córnea que alteran su función de barrera, hipervascularización que provoca rojeces..

  • Aunque la piel sea sensible, es posible mitigar esta sensibilidad cutánea suprimiendo los productos que no soporta bien y sustituyéndolos por otros específicos, bien tolerados y, generalmente, con un gran poder para hidratar la capa córnea.

  • • Para el aseo, es preferible utilizar los dermopanes dermatológicos o los limpiadores sin jabón, para no agredir la piel.
    • En cuanto a los cuidados, es mejor utilizar los productos con un mínimo de componentes, para reducir el riesgo de reacción.

  • A menudo se producen confusiones entre la piel sensible, la piel intolerante y la piel alérgica.

    • Las personas "alérgicas" a menudo tienen una piel muy sensible, incluso intolerante, que reacciona de forma exagerada a la aplicación de una serie de productos, medicamentos tópicos o dermocosméticos de higiene y de cuidado.
    • Una alergia se produce por una reacción inmunológica, que se manifiesta a través de unas placas rojas con pequeñas vesículas de eczema, fuertes picores, inflamación y exudación acompañada por un prurito, a veces intenso.

  • • Su médico puede aconsejarle qué productos de higiene y de cuidado adecuados elegir.
    • Se debe dar preferencia a los productos que no contienen componentes reconocidos como irritantes o alergénicos y que gozan de una alta tolerancia, confirmada por pruebas clínicas.

Intolerancias y alergias

¿Sensibilidad, Intolerancia, Alergia?


¿Sensibilidad o Intolerancia? una cuestión de grado... Muchos de nosotros tenemos una piel sensible pero a grados diversos.

Es importante saber diferenciar entre una piel sensible y una piel sensibilizada (o alérgica).


PIEL SENSIBLE Y PIEL INTOLERANTE
 

Piel sensible:

- Se trata de una piel fina, clara, a menudo seca, con tendencia a las rojeces. Está tirante, pica, se acalora.
- El sol es un agresor de la piel bien conocido y, particularmente, para las pieles claras.
- El frío y el viento son igualmente mal tolerados.
- Algunos productos, dermocosméticos, o de uso terapéutico están fabricados con sustancias no adaptadas:

          1. Productos de higiene que contienen tensioactivos irritantes.
          2. Anti-acneicos con suave efecto peeling.

- La piel no resulta aliviada, bien al contrario, está traumatizada por estos productos no adaptados.


- A veces, su piel reacciona a la mínima agresión, no soporta nada y se transforma en Intolerante. Pica, está tirante, enrojece, se descama.
En este caso hay que elegir productos con el mínimo número de componentes.


Piel sensibilizada o alérgica:

- La alergia es debida a una reacción inmunológica (a un alérgeno).
- A nivel cutáneo, esto se manifiesta en señales clínicas tangibles: rojeces con pequeñas vesículas de eccema, fuerte picor, hinchazón, seguido de un prurito a veces intenso.
- Si Vd. tiene o sospecha que tiene reacciones alérgicas, consulte lo antes posible a su médico, él buscará y encontrará el componente por el cual su piel reacciona, mediante la realización de un test de alergia.

Enviar por e-mail
  • Consejos de cuidados personalizados
  • Ofertas especiales & concursos
  • Opiniones a propósito de tus productos favoritos

Cada piel tiene sus necesidades particulares,
encuentra tu ritual de cuidados en Eau Thermale Avène.

Empieza ahora
  • Productos recomendados para para resolver tus problemas de piel
  • Acceso a tus productos favoritos y comentarios
  • Registro de tus compras para recompensar tu fidelidad
Inscríbete ahora

Búsqueda en curso

Login required

You must log into your Avène account to save this information.


Login or create an account