Contenido

Hypersensitive and intolerant skin

La piel hipersensible o intolerante no siempre está suficientemente preparada para luchar contra las agresiones de la vida cotidiana. Conoce mejor tu piel y elige los productos adecuados para cuidarla.

av_peaux-sensibles_visage_femme_europeenne_1x1 472x472

 

Piel intolerante: ¿qué es realmente?

La piel hipersensible e intolerante es una piel que reacciona rápidamente a las agresiones, por lo que también se denomina piel hipersensible y reactiva.
Para saber si esto te afecta, hay ciertos signos que se pueden detectar. Si notas un enrojecimiento en cuanto te aplicas una nueva crema hidratante, si te ruborizas con facilidad hasta las orejas o si una ráfaga de viento te provoca una desagradable sensación de hormigueo, probablemente tu piel es hipersensible y reactiva. Si estas molestias y el enrojecimiento se multiplican, ¡el diagnóstico es claro!

 

¿Cómo se puede diferenciar una piel intolerante de una alérgica?

Las pieles intolerantes y reactivas son frágiles por naturaleza. Esto se debe a que la barrera de la piel no es tan protectora como debería y los sensores sensoriales de su superficie se activan más fácilmente. Por lo tanto, este tipo de piel está menos preparada para resistir las agresiones de la vida cotidiana. Por eso sientes que cualquier cosa puede hacerla reaccionar, de forma imprevisible.

La piel alérgica es una piel que reacciona de forma anormal a una sustancia alergénica. La reacción alérgica es más o menos visible en la piel: eccema, urticaria, picor o simples manchas rojas. La reacción alérgica más común es la alergia de contacto: la piel reacciona al simple contacto con un producto o material (que va desde el perfume hasta los metales) que desencadena una reacción en la epidermis. Pero no todas las reacciones alérgicas están relacionadas con el contacto: también pueden estar relacionadas con las vías respiratorias, los alimentos o los medicamentos.

A: Barrera cutánea sana - B: Barrera cutánea deteriorada

 

av_peaux-sensibles_schema_barriere-cutanee_1x1 472x472 1. Hipodermis 2. Dermis 3. Epidermis 4. Barrera cutánea 5. Irritantes y bacterias 6. Deshidratación

Siempre tengo miedo de que mi piel reaccione a elementos externos o a las emociones. Nunca sé cuándo empezará o terminará.

MELANIE, 33 años

 

¿Qué hace reaccionar a la piel hipersensible?

¿Por qué la piel del rostro es tan irritable? ¿Por qué te pica la piel o se te pone la cara roja? Para evitar que tu piel hipersensible reaccione, debes aprender a identificar lo que puede causar estas molestias.

Entender por qué mi piel reacciona

av_texture_creme-hypersensibilite_1x1 472x472

 

¿Se puede reducir la hipersensibilidad de la piel? Con los cuidados adecuados, ¡sí!

Unos rayos de sol en la piel o un periodo de estrés, y aparece una sensación de molestia. Cuando te preparas por la mañana, corres el riesgo de sufrir rojeces al probar una nueva crema hidratante. Este malestar diario puede afectar a cualquier persona con piel hipersensible. Para cuidar las pieles hiperreactivas, como las intolerantes, es fundamental utilizar un producto cosmético que no contenga sustancias irritantes. Esto ayuda a aliviar la irritación y a reducir la hipersensibilidad de la piel. La piel intolerante suele ser fina, clara y seca, y necesita productos para el cuidado de la piel que contengan solo sustancias que cumplan sus requisitos para evitar posibles daños.

 

Cómo cuidar la piel intolerante

Cuando te levantas por la mañana, en el trabajo o de viaje, pero también por la noche antes de acostarte: tu piel hipersensible a veces no te da tregua. Afortunadamente, hay varias formas de prevenir la irritación y aliviar el hormigueo, la tirantez y el enrojecimiento. Al poner en práctica una rutina diaria de cuidado de la piel sencilla y eficaz, y elegir los productos de cuidado de la piel adecuados, tu piel hiperreactiva se calmará.

Nuestros consejos para el cuidado de la piel intolerante

av_peaux-sensibles_vie-active_quotidien_1x1 472x472
av_peaux-sensibles_crise_1x1 472x472

 

Cómo reaccionar rápidamente en caso de crisis

Basta con la aplicación de un producto cosmético inadecuado o, a veces, una simple brisa fría para que la piel reaccione. Las pieles hipersensibles e intolerantes se calientan, la el rostro empieza a producir hormigueos o aparecen rojeces. En esos momentos, hay que saber cómo reaccionar para evitar que las molestias perduren. He aquí algunas medidas sencillas (pero eficaces) que pueden calmar rápidamente tu piel.

Todos nuestros consejos sobre cómo reaccionar en caso de un brote

CONSEJOS AMABLES Y ESPECIALIZADOS

¡La hidratación es la clave!

La barrera cutánea desempeña dos funciones importantes: protege contra las agresiones externas y retiene el agua contenida en la piel. Si tienes la piel intolerante, tu frágil barrera es naturalmente más permeable a los agresores, pero también deja escapar el agua de tu piel. Por lo tanto, tu piel hiperreactiva es aún más sensible porque suele estar seca y deshidratada. Una de las claves para cuidar la piel hipersensible es utilizar cremas hidratantes calmantes para reforzar la barrera cutánea y hacerla más fuerte contra los elementos ajenos.

Comprender los beneficios de la hidratación

NUESTRAS SOLUCIONES PARA LA PIEL HIPERSENSIBLE E INTOLERANTE

Productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène diseñados para hacerte sentir mejor con tu piel dañada
av_tolerance control_cream_eretail_5_post_3282770138801_hd

CREMA CALMANTE TOLERANCE CONTROL

Por recomendación de mi farmacéutico, la llevo usando unas semanas. En cuanto la aplico, mi piel se calma y se reducen las molestias habituales. Descubre Tolérance Control Crema calmante reparadora de Cosmética estéril®
Volver al principio