PREGUNTAS /
RESPUESTAS

¿Cuáles son los efectos de los rayos de sol en la piel?

BIENESTAR

Los rayos de sol tienen un efecto incontestable en nuestro estado de ánimo y bienestar. La luz actúa como un director de orquesta que estimula la producción de hormonas, elemento clave de nuestro ritmo biológico. Influye igualmente en nuestros hábitos de sueño y estado de ánimos.

La Organización Mundial de la Salud reconoce que la calor y la luz del sol «aumentan la sensación de bienestar y estimulan la circulación sanguínea».

SISTEMA INMUNITARIO

Una vez absorbidos a nivel de la piel, los rayos del sol pueden alterar el buen funcionamiento de algunos elementos claves de nuestro sistema de defensa.

CÁNCER

El potencial desfavorable de los UV depende en parte de su capacidad a provocar roturas en el ADN de las células. Estas células tienen que "corregir los daños" y pueden cometer errores, sufrir mutaciones y desarrollar cáncer. Conviene distinguir el cáncer "no melanocitarios" y los melanomas.

Los primeros se desarrollan más lentamente y son menos mortales pero su tratamiento quirúrgico puede ser doloroso y dejar cicatrices.

Los segundos son muy peligrosos.

La exposición importante al sol durante la infancia parece ser un factor de riesgo más importante que la exposición posterior a lo largo de la vida.

VITAMINA D:

La radiación ultravioleta es necesaria para la síntesis de la vitamina D. Son los rayos B (UVB) que permiten la formación de vitamina D, a partir de un derivado de colesterol naturalmente presente en la piel.

FOTOSENSIBILIDAD:

En contacto con la epidermis, los rayos UV pueden conllevar varios tipos de reacciones. Generalmente, se trata de una foto alergia, la más mínima exposición al sol causa una erupción cutánea o quemadura grave. Existen también casos de foto-toxicidad a menudo asociadas a la toma de ciertos medicamentos (algunos anti-inflamatorios no esteroides, antalgicos, antibióticos, antidepresores…).

BRONCEADO:

Es la reacción la más fácil de observar: sometida a los rayos del sol, la piel se oscurece. Los rayos UV alcanzan dos tipos de células:

- los queratinocitos: componentes mayoritarios de la piel se multiplican para engrosar la piel y protegerla mejor

-los melanocitos: más profundos, producen melanina gracias a la acción de los UV, un pigmento moreno protector, que colora la piel y crea el bronceado.

¡Ojo! Los melanocitos no son capaces de producir la melanina en continuo a lo largo del día. Alargar las horas de exposición al sol no hará que la piel sea más morena. Al contrario, podemos lograr quemarnos o dañar otras estructuras de la piel. Una vez que los melanocitos y queratinocitos "se saturan", el flujo UV ya no es neutralizado y alcanza la piel.

FOTOENVEJECIMIENTO:

Los UVA y UVB son los responsables del envejecimiento cutáneo.

Los UVA alteran las fibras elásticas y el colágeno, parte de la estructura de la dermis, cuando penetran las capas profundas de la epidermis. Rompen el tejido conjuntivo, y a término hace que la piel pierda su elasticidad natural. El cuello, la cara y las manos son las partes que más sufren esta sobreexposición a los UV.

La pérdida de elasticidad favorece la aparición de las arrugas. Una exposición sin protección hace que puedan aparecer manchas en la cara de manera irreversible.

¿Cómo se crea
una quemadura?

Expuesta al sol, la piel tiene siempre la misma reacción: protegerse, nuestra piel oscurece para protegerse de los rayos UV, dado que son agresivos para la dermis y epidermis, es el bronceado.

Eficaz, aunque su capacidad es limitada. Una vez que la piel ya no puede hacer frente a la cantidad de rayos UV que recibe, estos causan una quemadura más profunda en los tejidos haciendo aparecer una placa roja y dolorosa, es la quemadura.

La dosis máxima capaz de aguantar puede ser alcanzada muy rápidamente. Según el tipo de persona, treinta minutos al solo pueden bastar para quemarse.

¿Porque protegerse?

Quemarse al sol no refuerza la piel y no le entrena a soportar mejor al sol. Al contrario, debilita la resistencia al sol y aumenta el riesgo de crear daños irreparables. El hecho de haber sufrido quemaduras importantes durante su infancia es por sí solo un factor de riesgo de cáncer de piel a la edad adulta. En cuanto a UV, la dosis acumulada a lo largo de su vida es un factor mayor, y una vez el capital gastado, la piel ya no bronceada de manera homogénea, las manchas oscuras son más frecuentes.

¿Un producto solar impide
ponerse moreno?

La crema solar ha sido inventada básicamente para evitar que el sistema alcance su punto de rotura.

Se trata de una fuerza de interposición entre la piel y el sol: disminuyendo la cantidad de UV que penetran la piel, permite que la melanogénesis (bronceado) ocurra en buenas condiciones.

¿Qué es el SPF ?

El Sun Protector Factor es un índice que puntúa la capacidad de un producto a proteger la piel. Asociamos el SPF a una sensibilidad. Mientras más sensible sea la piel más elevado tendrá que ser el SPF del cuidado solar.

¿Qué diferencias hay entre UVA y UVB?

Sólo una pequeña parte de los UVB, el 5%, consigue traspasar el atmósfera. Pese a esta selección importante, la cantidad es suficiente para que, en contacto con la epidermis, se produzca la síntesis de vitamina D, estimula el bronceado y también, en exceso, causa quemaduras.

Pueden disminuir las defensas inmunitarias de la piel. A largo plazo los ataques repetidos de UVB, tienen otros efectos sobre la estructura y la integridad de la epidermis: participan al envejecimiento cutáneo y a la aparición de algunos cánceres cutáneos.

Los UV A apenas son filtrados por la atmósfera. Llegan en masa directamente del sol hacia nuestra piel la cual penetran más en profundidad que los UV B. Dado que atraviesan la epidermis, participan en parte a la síntesis de melanina es decir al fenómeno del bronceado. Su principal meta son las fibras elásticas de la piel. Son, por lo tanto, los principales responsables del envejecimiento prematuro. No sólo favorecen al envejecimiento sino que también favorecen los cánceres cutáneos vía la formación de lesiones de ADN.

¿Qué crema y cuanto?

En función del tipo de piel:

Mujeres embarazadas:

Necesitan una muy alta protección en la cara y escote durante todo el periodo estival SPF 50+.

El riesgo mayor al que se exponen las mujeres embarazadas que no usen protección solar es la aparición de melasmas, unas manchas oscuras en la cara y el escote.

Pieles poco sensibles al sol:

Podrá reservar la muy alta protección (SPF50+) para condiciones extremas, es decir los trópicos, la alta montaña, los glaciares… Para el resto del tiempo, su protección puede ser alta (SPF30) en la playa y media para actividades del día a día sin exposición particular (SPF20).

Pieles sensibles con quemaduras:

El SPF 50+ es imprescindible en toda ocasión (playa, juego en el parque…).

Pieles resistentes al sol:

Como resisten bastante a los UV y que las quemaduras no son una amenaza para ellas, una protección media (SPF 20 a 30) basta para evitar los efectos nocivos del sol.

Pieles que no broncean pero cogen un ligero tono dorado:

Para los que se queman con más frecuencia, lo más seguro es una protección alta, el SPF50+ o eventualmente 30, para las actividades de playa o en caso de exposición prolongada.

Bebé:

Sea moreno o no, ¡un bebé o niño de menos de 3 años no se debe exponer nunca directamente al sol! Su piel es demasiado frágil, para protegerlo de la radicación indirecta (en el carro, debajo de la sombrilla…) escoja únicamente protecciones con índices muy elevados y una fórmula bien adaptada (sin perfume, sin parabenos…).

En función del tipo de producto:

Para obtener el mayor beneficio del índice indicado, aplicar la dosis justa del protector solar.

Crema cara:

  • - tubo con tapón dosificador: 7 presiones de media para la cara el cuello de un adulto
  • - tubo clásico sin dosificador, aplicar el equivalente a un dedo entero de producto para la cara entera.

Crema cuerpo:

  • - tubo clásico: puede repartir la crema a lo largo de sus dedos. Es la dosis de referencia a aplicar en cada brazo, cada pierna (delante y detrás), la parte de arriba de la espalda, la parte de debajo de la espalda, el pecho, el vientre.
  • - producto con pulverizador: el equivalente de 6 pulverizaciones en el ante brazo del adulto.

Stick protector:

Hacer 7 pasadas en la zona a proteger del cuerpo o de la cara.

VERDADERO / FALSO

¿Los autobronceadores no protegen del sol?

VERDADERO

Un cuidado autobronceador no es una protección solar. Está concebido para dar un ligero bronceado artificial a la piel, su eficacidad para filtrar los UV es nula.

La intensidad de la radiación UV es máxima entre las 11h y las 16h

VERDADERO

Con el sol en su cenit, los rayos UVB que proyecta hacia la tierra atraviesan más fácilmente la barrera natural de la Tierra. Menos filtrados, llegan hacia nosotros con un capital energético más elevado que en otros momentos del día, más peligrosos y más nocivos para nuestra epidermis.

¿La sobrexposición solar acelera el envejecimiento cutáneo?

VERDADERO

Les rayos UV pueden provocar manchas y hacen que las arrugas sean más profundas.

El tiempo es nublado, ¿no necesito protegerme?

FALSO

Tras las nubes, el sol sigue emitiendo los rayos UV. Una capa nublosa baja es una buena barrera contra los UV pero es la única. Si las nubes son altas en el cielo no constituyen un buen filtro contra los rayos que pueden quemar o dañar profundamente nuestra epidermis.

¿El sol favorece la síntesis de vitamina D ?

VERDADERO

En efecto, los rayos del sol son los que garantizan la « síntesis ». Bajo su efecto, una pro-hormona almacenada en la piel e inactiva se transforma en vitamina D activa.

¿En los trópicos, la luz del sol es máxima?

VERDADERO

En los trópicos, la luz del sol es máxima dado que la radiación es vertical. Los rayos verticales no son los « más fuertes » por naturaleza, pero atraviesan el atmósfera en el punto más fino de las capas, los rayos son pues menos absorbidos….

¿El sol es menos peligroso en montaña?

FALSO

La arena seca reflecta inmediatamente el 15 % de los rayos que le tocan, la espuma de las olas unos 25%. Pese a lo que nos podemos imaginar la radiación es mucho más intensa en una montaña nevada dado que la nieve refleja 75 a 90 % del rayo UV.

También tiene que tener en cuenta la altitud, desarrolla un papel en la intensidad de la radiación solar aumenta un 4% por cada 100m

Enviar por e-mail
  • Consejos de cuidados personalizados
  • Ofertas especiales & concursos
  • Opiniones a propósito de tus productos favoritos

Cada piel tiene sus necesidades particulares,
encuentra tu ritual de cuidados en Eau Thermale Avène.

Empieza ahora
  • Productos recomendados para para resolver tus problemas de piel
  • Acceso a tus productos favoritos y comentarios
  • Registro de tus compras para recompensar tu fidelidad
Inscríbete ahora
Puntúa del 1 al 5
Cuidados solares 2015 Preguntas Respuestas
Valida

Búsqueda en curso

Login required

You must log into your Avène account to save this information.


Login or create an account