Bronceado sin sol

Contenido

Bronceado sin sol

1: Hipodermis. 2: Dermis. 3: Epidermis. 4: UVA. 5: Melanina. 6: Melanocitos.

1: Hipodermis. 2: Dermis. 3: Epidermis. 4: UVA. 5: Melanina. 6: Melanocitos.

¿Qué es el bronceado?

En primer lugar, hay que entender qué significa "bronceado". Al igual que un milhojas, la piel está formada por varias capas (bueno, tres, así que un poco menos que el hojaldre): la epidermis es la capa más superficial, donde las células se regeneran más rápidamente, la dermis es la capa intermedia y la hipodermis es la capa más profunda. Son las células de la epidermis las que se broncean, gracias a las células especializadas que crean el bronceado: los melanocitos. Bajo el efecto de los rayos UV, estas células producen un pigmento coloreado, la melanina. La melanina es entonces expulsada por los melanocitos y colorea las células vecinas de la epidermis.  

La capacidad de broncearse depende sobre todo de tu tipo de piel o fototipo, que va de la mano de su cantidad de melanocitos activos y, por tanto, de tu capacidad (o no) de producir melanina. El bronceado y las quemaduras solares no producen cambios a corto plazo en los melanocitos. Cuando se ha eliminado toda la melanina producida, la piel vuelve a su color original. Su capacidad de bronceado siempre es la misma.

Capacidad de bronceado

Párrafo: La capacidad de bronceado es única para cada individuo. Depende del fototipo de la piel y de la acción de los melanocitos, las células encargadas de producir la melanina que pigmenta la epidermis. La melanina de la piel forma una barrera natural contra los rayos UV, pero no es suficiente para proteger la piel por completo. Por desgracia, hagas lo que hagas, no puedes cambiar la estructura de tu piel ni su capacidad para broncearse.

Los seis fototipos de piel

Este fototipo es muy raro. Se trata de personas con albinismo cuya piel es incapaz de sintetizar melanina debido a una deficiencia genética. Las personas con albinismo tienen el pelo de un característico color blanco amarillento, sus ojos no tienen color, su piel es muy clara, la más mínima exposición al sol les provoca quemaduras y nunca se broncean.
FPS recomendado: 50+

Este tipo de piel es muy clara y de color lechoso, a menudo con pecas. El color del pelo suele ser rojo. Incluso una exposición muy breve al sol les provoca quemaduras y apenas se broncean. Es esencial que este grupo se mantenga protegido del sol.
FPS recomendado: 50+

Piel clara, a veces con pecas y pelo rubio. Estas personas casi siempre se queman con el sol, pero pueden llegar a tener un ligero bronceado al final de sus vacaciones.
FPS recomendado: 50+

Se trata de un fototipo intermedio muy común en Francia. Estas personas son rubias o castañas, de piel clara u oscura. Es posible que se quemen con la exposición temprana al sol, pero luego desarrollan el clásico bronceado dorado. El color de los ojos y del pelo es importante. Cuando se exponen repetidamente al sol, las personas rubias del fototipo 3 o las de ojos claros envejecen más rápidamente que las personas morenas de ojos oscuros.
FPS recomendado: 30 o 50

Este grupo está formado por personas de piel oscura y pelo castaño que rara vez se queman con el sol. Se broncean rápidamente porque su piel contiene mucha melanina.
FPS recomendado: 20 o 25

Este fototipo se denomina tipo mediterráneo. Se trata de personas de piel oscura que rara vez se queman con el sol y se broncean muy rápidamente. Tienen un bronceado oscuro.
FPS recomendado: 20 o 25

Este grupo está formado por personas de piel negra y ojos oscuros que son muy resistentes a la exposición solar. Una crema solar de bajo FPS es suficiente para ellas.
FPS recomendado: 10 (y de 20 a 25 para las partes más claras de la piel).

¿Qué es el autobronceado?

Si quieres broncearte sin el sol o prolongar tu bronceado en casa, el autobronceador es una buena solución. El ingrediente activo del autobronceador es la dihidroxiacetona (o DHA), que colorea la capa superficial de la piel y se elimina gradualmente mediante la oxidación superficial de la melanina en la superficie de la piel, a diferencia de la acumulación de melanina, como ocurre con el bronceado natural. Suele combinarse con eritrulosa, un principio activo de origen vegetal que unifica el color.

¿Qué autobronceador elegir?

Si quieres resultados visibles rápidamente, es mejor que utilices productos autobronceadores que te proporcionen un cutis bronceado en pocos días. El autobronceador progresivo también puede ser una buena opción para las personas de piel clara que temen un contraste demasiado fuerte.

Cómo aplicar correctamente el autobronceador

Aplicar el autobronceador puede ser complicado: se corre el riesgo de dejar marcas antiestéticas y un resultado poco natural.

Buenos hábitos

Buenos hábitos

  •  Para una aplicación más uniforme, aplica el autobronceador alternando las manos y utilizando toda la superficie de ambas manos.
  • No dediques demasiado tiempo a las zonas donde la piel es más gruesa, como las rodillas y los codos. Aplica previamente un poco de loción corporal para diluir el autobronceador en estas zonas.
  • Evita aplicar el autobronceador en los talones.
  • Siempre que sea posible, exfolia tu piel el día antes del autobronceado.
  • No olvides lavarte bien las manos después de la aplicación.

CONSEJO AMABLE Y ESPECIALIZADO

El brillo saludable de una dieta rica en betacaroteno

Las zanahorias no sólo te hacen sentir bien, ¡también te hacen ver bien! Los alimentos ricos en betacarotenos (además de las zanahorias, los puedes encontrar en las naranjas, los tomates y los pimientos) ayudan a tu piel a conservar un color claro en invierno y a conseguir un bonito bronceado cuando (por fin) sale el sol.

Camas solares: cuidado con los peligros

El sol escasea y el invierno es largo... Tienes ganas de una pequeña sesión en la cama solar para darte un brillo saludable y poder ponerte una base de maquillaje un poco más ligera. Pero las camas solares pueden ser peligrosas para la piel en las condiciones inadecuadas y los rayos UV artificiales son cuatro veces más tóxicos que los naturales. Esto se debe a que utilizan principalmente los rayos UVA, responsables del envejecimiento de la piel y, en parte, del aumento del riesgo de melanoma. 

Sol y bronceado: cuidado con los enemigos ocultos

El sol no siempre está donde uno espera que esté... Quizá te sorprenda saber que no sólo corres el riesgo de sufrir los efectos nocivos del sol mientras haces tu mejor imitación de una estrella de mar en la playa. Tu piel también está expuesta al sol cuando sales a la ciudad. Por ejemplo, aunque las ventanas del coche o de la casa filtran los rayos UVB, dejan pasar una cierta cantidad de UVA.

La sombra también puede ser engañosa. La radiación indirecta es un peligro real, especialmente si se encuentra en un entorno que refleja la radiación solar (nieve, arena clara, agua). Por eso es importante proteger la piel durante todo el año, en todas las estaciones, usando, por ejemplo, cremas protectoras con color que te protejan del sol a la vez que le dan un toque de color a la piel, como una crema con color o una base de maquillaje (¡combinando lo útil con lo agradable!). 

Los tres tipos de radiación solar

  • La radiación directa, que varía según la altitud, la latitud, la estación del año y la hora del día
  • Radiación difusa, dispersada por componentes atmosféricos como las nubes, la bruma y las partículas de polvo
  • Radiación reflejada por las superficies, que varía según el grado de reflexión de las mismas (nieve, arena, mar, hierba, etc.).

El conjunto de la radiación directa, difusa y reflejada se denomina radiación solar total. 

SUNLESS

LA SOLUCIÓN PARA EL BRONCEADO SIN SOL

Autobronceador hidratante - Gel satinado

Un bronceado gradual, luminoso y natural para la piel sensible del rostro y el cuerpo.

 

Descubre más
LA SOLUCIÓN PARA EL BRONCEADO SIN SOL
Back to top