El sol y las alergias

Síntomas de la alergia al sol

¿Cómo saber si tienes alergia al sol? Es sencillo: después de la exposición al sol, la piel está roja y pica. La alergia al sol se manifiesta como un enrojecimiento: una erupción de pequeños granos o pápulas rojas ligeramente elevadas y sensación de picor en los lugares donde la piel ha estado expuesta al sol.   Es más frecuente encontrarla en zonas expuestas como el escote, los hombros, los brazos, el dorso de las manos y los pies. Existen varias formas de alergia al sol.
 

Erupción polimorfa lumínica

La erupción polimorfa lumínica es la forma más común de alergia al sol. Afecta sobre todo a las mujeres jóvenes, principalmente en el escote, pero puede afectar a cualquier otra zona que haya quedado expuesta, con la notable excepción de la cara. La reacción se produce tras la primera o segunda exposición al sol en verano. Puede arruinarte la vida durante una semana, pero tiene la ventaja (¡si se puede llamar así!) de que no se repite tras una nueva exposición al sol en la misma estación del año, como si la piel se hubiera acostumbrado al sol. Dicho esto, es probable que la erupción polimorfa lumínica vuelva cada año.

 

Lucitis polimorfa

La lucitis polimorfa es menos frecuente pero más molesta, ya que afecta a cualquier zona expuesta, incluida la cara, y se produce después de cada exposición, ya sea al principio, a la mitad o al final del verano. Este tipo de alergia al sol también volverá probablemente en los años siguientes.

 

Erupción primaveral juvenil

La alergia al sol también afecta a niñas y niños. La erupción primaveral juvenil en particular es una forma de alergia al sol que afecta a los oídos de niñas, niños y adolescentes, más a menudo a los chicos que a las chicas, y a menudo durante una estancia en la montaña.

 

Urticaria solar

Por último, la urticaria solar se desencadena a los pocos minutos de la exposición y desaparece espontáneamente a la sombra después de unos minutos u horas, según el individuo. Da lugar a la aparición de manchas gruesas, rojas y que pican, similares a las picaduras de ortiga. 

 

 

  • <span class="ezstring-field">av_solaires_lucite_estival_4x5_2025x2880</span>
  • <span class="ezstring-field">av_solaires_lucite-polymorphe_4x5_2025x2880</span>
  • <span class="ezstring-field">av_solaires_urticaire-solaire_4x5_2025x2880</span>

Los beneficios y los daños que el sol produce en la piel

Cómo tratar la alergia al sol

Aunque hay varias formas de tratar la alergia al sol, el primer paso para limitar el riesgo es limitar la exposición al sol.

Cómo protegerte del sol

Tratamientos disponibles

El primer tratamiento para la alergia al sol es evitar la exposición al sol: ¡sin luz solar, no puede haber alergia! Por lo tanto, es esencial conocer (y respetar) las normas de exposición al sol y proteger tu piel con ropa, sombrero, gafas de sol y eligiendo la protección solar adecuada para tu tipo de piel

Además de limitar la exposición, puedes tomar complementos alimenticios de venta en farmacias unas semanas antes de la primera vez que salgas al sol y durante toda la duración de la exposición solar. Pero si estas sencillas medidas no son suficientes, tu médico puede recetarte medicamentos como los antipalúdicos sintéticos para que los tomes durante sus vacaciones. Tu médico puede incluso recomendarte un tratamiento de PUVA con un dermatólogo, en el que se administran rayos UVA a la piel en dosis gradualmente mayores. 

CONSEJO AMABLE Y ESPECIALIZADO 

Con cada nueva temporada de sol hay que fomentar los buenos hábitos, porque ningún tratamiento puede dar una cura definitiva. Si tienes alergia al sol, no hay razón para deprimirte: ¡no te tienes que quedar a la sombra durante el verano! Los buenos hábitos para tomar el sol pueden aprenderse rápidamente y te harán mucho bien. 

 

¿Cuál es el papel de los rayos UVA y UVB en la alergia al sol?

Mientras que los UVB son los culpables del bronceado y las quemaduras solares, los UVA son los culpables de la alergia al sol. Por eso es importante encontrar una crema solar de alta protección que proteja contra ambos tipos de rayos UV.

 

1: Hipodermis; 2: Dermis; 3: Epidermis; 4: UVA; 5: UVB

1: Hipodermis; 2: Dermis; 3: Epidermis; 4: UVA; 5: UVB

La alergia al sol afecta a cerca del 10% de los adultos, con un número significativamente mayor de mujeres afectadas, que constituyen el 90% de los casos. La mayoría de los afectados son personas jóvenes adultas. La alergia puede aparecer durante unos años y luego desaparecer por completo.

¿Existen otras causas de la reacción al sol además de la alergia al sol?

Absolutamente: los síntomas de la lucitis estival son los mismos que los de otras causas. La lucitis estival no debe confundirse con una reacción causada por la aplicación de un perfume u otro producto fototóxico en la piel, o por la toma de medicamentos fotosensibilizantes antes de la exposición al sol

De la misma gama

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PROTEGER NUESTRO FUTURO

Los productos de cuidado de la piel de Eau Thermale Avène están diseñados para proteger la piel y, al mismo tiempo, respetar los océanos

Fluido SPF 50+

Fluido SPF 50+

Protege

Spray SPF 50+

Spray SPF 50+

Protege

Back to top