Contenido

Soothing acneiform rashes during cancer treatment

Los tratamientos contra el cáncer pueden resecar la piel. Además, en el caso de las terapias dirigidas, a veces hay otro efecto secundario: las erupciones acneiformes. Pueden aparecer en la cara y hacer que te sientas avergonzado. Suelen desaparecer una vez finalizado el tratamiento. Mientras tanto, te ayudaremos a sobrellevarlo.

av_peau-cancer_eruptions-acneiformes_1x1 472x472

Reconocer las erupciones acneiformes

No te fíes del nombre. Las erupciones acneiformes no están relacionadas con las lesiones de acné: no son ni comedones ni microquistes. Sin embargo, su aspecto es similar al del acné y también su localización: estas manchas rojas, a veces coronadas por una cabeza blanca, aparecen en las zonas de la piel con más glándulas sebáceas, donde la piel es más grasa.

Las erupciones acneiformes (o «brotes») pueden aparecer en la cara, el cuero cabelludo, la parte superior del pecho y la espalda. Pueden ser leves, moderadas o graves y pueden causar picor o ardor, e incluso infectarse.

Erupciones acneiformes: qué evitar

Las erupciones acneiformes aparecen al principio del tratamiento y remiten con la medicación recetada por el equipo de tratamiento, o por sí solas cuando termina la terapia dirigida. Sin embargo, puede producirse una hiperpigmentación (manchas más oscuras), especialmente en las zonas en las que la piel se ha irritado. Por lo tanto, es muy importante cuidar la piel durante este periodo.

Durante el tratamiento, deben evitarse las exfoliaciones, así como la exposición al sol, ya que pueden agravar las lesiones. También se desaconseja encarecidamente tocar cualquier lesión: aumenta el riesgo de dejar cicatrices que serán difíciles de olvidar.

av_acne_adolescent_deprime_1x1 472x472

Tenía lesiones en la cara y alrededor de la boca, parecía un adolescente. Tenía la piel seca, me picaba y siempre quería rascarme. Gracias a unas cremas adecuadas, mi piel estaba menos reactiva y sentí alivio.

Antoine

Aliviar las erupciones acneiformes

Durante el tratamiento, tu piel sensible necesita hidratación, reparación y protección.

Hidratar, reparar

Es posible que hayas notado que, en general, tu piel estaba más seca, sensible e incómoda. Para limpiarla, se recomienda utilizar un aceite limpiador o una barra limpiadora ultra rica aplicada con la mano (o una loción limpiadora en gel). Para calmar la piel de forma más intensa, aplicar regularmente agua termal en forma de pulverización o compresas. No dudes en nutrirla una o dos veces al día con un emoliente para restaurar la película hidrolipídica, la función de barrera cutánea y aliviar el picor. En las lesiones acneiformes, sobre todo si se infectan, utilizar una crema antibacteriana o un spray secante que combine cobre y zinc. Esto reparará la piel y acelerará su curación.

Proteger

La protección solar es esencial desde el inicio del tratamiento, especialmente porque algunas de las moléculas utilizadas en las terapias dirigidas hacen que la piel sea aún más sensible al sol. Incluso con luz solar débil, aplicar una crema de protección muy alta (SPF 50+) de amplio espectro (filtros UVA y UVB), formulada especialmente para las pieles más vulnerables. ¿Por qué no pruebas una con color para realzar tu rostro? Y no olvides las gafas y el sombrero.

 

Protegerse del sol durante el tratamiento del cáncer

CONSEJOS FÁCILES Y EXPERTOS 

Hay varias formas de aliviar las molestias de los brotes acneiformes. Esto incluye la elección de la ropa y el detergente de lavado.

Tu piel seca y propensa a los brotes necesita un cuidado suave. Para evitar que se agraven las irritaciones y los picores, olvídate de los tejidos sintéticos, que son menos suaves con la piel y tienden a hacerte sudar más. Escoge ropa holgada de fibras naturales como el algodón o el lino. También te ayudarán a protegerte del sol en verano.
Como la ropa está en contacto directo con la piel, la elección del detergente también es importante. Opta por los líquidos, preferiblemente sin conservantes y sin fragancias potencialmente irritantes. El aclarado también es muy importante: intenta no sobrecargar el tambor de la lavadora. Este consejo también se aplica al lavado de los textiles del hogar (toallas, sábanas, ropa de cama, etc.).

av_acne_fond-de-teint_1x1 472x472

Los pasos correctos para cuidar la piel con erupciones acneiformes

Cuando aparecen en la cara, las erupciones acneiformes pueden ser incómodas. Si quieres, puedes disimular las lesiones con productos de maquillaje correctores para pieles sensibles. Después de hidratar la piel, camufla las lesiones con una base de maquillaje correctora fluida que aplicarás dando pequeños toques con una esponja, para difuminar los bordes elevados de las lesiones. Para desmaquillarte, utiliza una loción limpiadora en gel, que se aplica con los dedos y se retira con un paño. Pulverizar con agua termal para completar la limpieza y terminar con un bálsamo calmante. 

Maquillaje y autoimagen durante el tratamiento del cáncer

De la misma gama

Nuestras soluciones para calmar los brotes acneiformes

Productos de cuidado de la piel Eau Thermale Avène diseñados para ayudarte a sentirte mejor con tu piel

Tolérance Control Bálsamo calmante reparador de Cosmética estéril®

Tolérance Control Bálsamo calmante reparador de Cosmética estéril®

Hidrata, Calma, Fortalece la barrera cutánea

Tolérance Loción limpiadora gelificada

Tolérance Loción limpiadora gelificada

Desmaquilla, Calma, Limpia

Xeracalm A.D. Bálsamo relipidizante

Xeracalm A.D. Bálsamo relipidizante

Nutre, Calma, Hidrata

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Cicalfate+ Crema protectora reparadora

Calma, Refacción, Purifica

Cicalfate+ Spray secante reparador

Cicalfate+ Spray secante reparador

Refacción, Seca, Purifica

Volver al principio