Contenido

Redness and rosacea

Hay un enrojecimiento repentino, que deriva de un ataque de estrés o una comida demasiado picante. Se instala en las mejillas y parece imposible de eliminar. También existe el tipo que realza las líneas de los vasos sanguíneos, dejando marcas alrededor de la nariz. Vamos a centrarnos en el enrojecimiento temporal y permanente, una molestia que a menudo se experimenta, erróneamente, como algo inevitable.

¿Por qué me pongo rojo?

La piel del rostro se enrojece fácilmente porque es vasorreactiva. Es decir, sus vasos sanguíneos se dilatan con mayor facilidad, lo que provoca la aparición de rojeces en la superficie. Pieles secas, mixtas, grasas... Todos los tipos de piel pueden verse afectados.

Existen varios tipos de enrojecimiento. Enrojecimiento repentino y ocasional, a menudo desencadenado por factores como la comida, los cambios de temperatura, la exposición a los rayos UV o el deporte. ¿Un gran ataque de estrés o un momento vergonzoso y sientes que te sonrojas como un tomate? Tu enrojecimiento viene de las emociones fuertes.

Si el enrojecimiento se vuelve muy frecuente o el rubor se vuelve constante, puede tratarse de una enfermedad de la piel: la rosácea. Al igual que con el enrojecimiento, puede ser provocado por un factor ambiental. Tu piel hipersensible dejará entonces que el enrojecimiento se instale, especialmente si está inflamada.

Tipos de rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel. Detrás de este bonito nombre floral se esconde una patología que puede adoptar varias formas. El primer grado de rosácea se manifiesta por un enrojecimiento recurrente (es la eritrosis). El segundo grado, la cuperosis, hará que aparezcan vasos sanguíneos en el rostro. Otras formas de rosácea pueden causar granos o edemas. Las mejillas, la nariz, la barbilla, la frente: esta enfermedad cutánea puede afectar a todas las partes del rostro. 

Eritrosis: rubor y enrojecimiento generalizado

La eritrosis es la forma más común de rosácea. Es la primera etapa de esta enfermedad crónica de la piel. Comienza con un rubor, un enrojecimiento temporal pero recurrente, acompañado de sofocos. A continuación, el enrojecimiento persiste, con manchas rojas que se van apoderando de la nariz, las mejillas y la frente.

A continuación detallamos los factores que desencadenan la eritrosis y las medidas adecuadas para calmar la piel

 

av_peaux-sensibles_erythrose_1x1 472x472
av_peaux-sensibles_couperose_1x1 472x472

 

Vasos sanguíneos visibles: surge la cuperosis

¿Ves cómo aparecen los vasos sanguíneos en la piel de la nariz y las mejillas? Si estas líneas finas son permanentemente visibles, probablemente se trate de cuperosis, la forma vascular de la rosácea (y una de las más comunes).

Conoce las causas de la rosácea y los tratamientos más adecuados

 

Enrojecimiento y granos: «rosácea acneica».

El enrojecimiento permanente puede ir acompañado a veces de pequeños granos blancos que recuerdan al acné adolescente. Estos granos aparecen cuando quieren, en brotes sucesivos. Esta forma de rosácea se denomina rosácea papulopustular.

Nuestros consejos para entender la rosácea acneica y para calmar la piel

av_peaux-sensibles_acne_rosacee_1x1 472x472

Mi piel reacciona al más mínimo cambio: un rayo de sol o un sueño más ligero de lo habitual y me pongo roja.

JULIE, 33 años

Enrojecimiento: cuando la cara se sonroja «por nada»

¿Un ataque de estrés o una copa de alcohol y tus mejillas se ponen inmediatamente rojas? En la vida cotidiana, es difícil soportar estos rubores y sonrojarse tan fácilmente. ¡Ten la seguridad de que estos brotes no son inevitables!

A continuación se detallan las causas del enrojecimiento facial y las soluciones que se pueden adoptar

 

Reducir el enrojecimiento del rostro

Tanto si te afecta el enrojecimiento como la rosácea, tiene consecuencias tanto estéticas como psicológicas. De hecho, este enrojecimiento es a menudo difícil de sobrellevar y puede estar asociado a un estilo de vida deficiente o a una timidez excesiva.

Descubre las claves para dejar atrás las rojeces

av_peaux-sensibles_creme-apaisante_application_1x1 472*472
av_peaux-sensibles_fond-de-teint_1x1 472*472

 

Consejos para camuflar las rojeces

Cómo deshacerse de las rojeces rápidamente. Hay consejos que te ayudarán a empezar el día con tranquilidad. Deja atrás las rojeces y siéntete mejor contigo mismo.

Todos nuestros consejos de belleza para eliminar las rojeces del rostro

 

Los beneficios de SensiCure para las rojeces

Las pieles sensibles con tendencia a las rojeces tienen acceso a un programa de tratamiento totalmente personalizado en el Centro de Hidroterapia de Avène. Es una oportunidad para mimar tu piel y encontrar todas las claves para combatir las rojeces.

Descubre este tratamiento dermocosmético

av_ antirougeurs_day soothing cream-emulsion_social_post

NUESTRAS SOLUCIONES PARA PIELES CON ROJECES

Llevo casi 20 años utilizando los productos de esta gama y no puedo prescindir de ellos.
Nuestras respuestas a sus preguntas

Estamos aquí para ayudarte a distinguir la realidad de la ficción

No todo el mundo nace igual cuando se trata del enrojecimiento. El enrojecimiento suele producirse en personas que tienen una piel «vasoreactiva». Al igual que el color de la piel, la vasorreactividad es hereditaria, por lo que puede tratarse de una predisposición genética. Pero este no es el único factor desencadenante de las diferentes formas de rosácea.

¡No! Al contrario... Las personas que se ruborizan con facilidad suelen tener la piel sensible y el enrojecimiento puede aparecer como reacción a la agresión de los rayos UV. Evita exponerte al sol sin protección, para no sensibilizar tu piel.

Ten en cuenta que algunas rojeces no tienen nada que ver con la rosácea. Por ejemplo, las rojeces pueden aparecer durante el embarazo, pero suelen desaparecer por sí solas después del parto. Las «mejillas rojas» en los niños pequeños también suelen durar poco. Si el enrojecimiento va acompañado de picor, también puede tratarse de una alergia. En cualquier caso, aconsejamos que consultes a un médico para que identifique las causas de tu enrojecimiento y te recete el tratamiento adecuado si es necesario.

Volver al principio