Contenido

Skin care routine for oily skin

Cada tipo de piel tiene su propia rutina de cuidados, y la piel grasa requiere una atención especial. Hay que limpiarla, hidratarla, purificarla, sí, pero no de cualquier manera. Podemos ayudarte con los productos adecuados para equilibrar tu piel grasa sin desnudarla ni tratarla de forma demasiado agresiva. Veamos cómo iniciar el círculo virtuoso de una piel más sana (¡y más bella!).

av_acne_maquillage_peau-grasse_1x1

Identificar la piel grasa

En primer lugar, identificar cuál es tu tipo de piel es esencial para elegir los productos adecuados.
La piel grasa se reconoce por su aspecto brillante en todo el rostro debido a que la piel produce un exceso de sebo. Tus poros (los diminutos orificios por los que drena el sebo) estarán dilatados y muy visibles. Las imperfecciones se producen cuando los poros se obstruyen. Si te maquillas, tendrás problemas con que tu base de maquillaje se mantenga todo el día y tendrás que retocarla regularmente. Por último, el cuero cabelludo también se verá afectado y tu cabello se engrasará con facilidad.
Si esta descripción te parece familiar, probablemente tengas la piel grasa.

¿Por qué tengo la piel grasa?

«Me han dicho que la piel grasa envejece mejor que la seca, pero aún así no soporto el aspecto brillante de mi piel ni mis poros dilatados...»

Emilie, 29 años

¿Qué productos debo utilizar para limpiar mi piel grasa?

El ritual para la piel grasa comienza con la limpieza. Su prioridad es purificar y reducir el exceso de sebo. Hay varias formas de conseguirlo.

Gel limpiador

Gel sin alcohol ni jabón es la opción más suave para cuidar la piel grasa. El gel se utiliza por la mañana para eliminar el sebo secretado por la noche, y por la noche para eliminar el sebo, el maquillaje y las impurezas acumuladas durante el día. El gel limpiador se aplica sobre la piel húmeda y debe aclararse. Por último, utiliza Agua Termal calmante y anti-irritante para eliminar los residuos de la cal y el cloro del agua del grifo y para calmar y suavizar la piel. Para aumentar su eficacia, rocía el agua termal sobre el rostro y masajea con las yemas de los dedos para eliminar los restos de impurezas.

Agua micelar 

Capta el sebo y las impurezas gracias a las "micelas": diminutas partículas que atraen las sustancias grasas. El agua micelar es una solución muy suave que desmaquilla y limpia la piel por la mañana y por la noche, y es apta para pieles sensibles y grasas. Este producto práctico y rápido de doble acción (desmaquillante y limpiador) se aplica con un algodón y no necesita aclararse. La solución perfecta cuando te da pereza desmaquillarte...

 

Cómo hidratar mi piel grasa

Que tu piel sea grasa no significa que no necesite hidratación, ¡sino todo lo contrario! Después de la limpieza matutina, aplica una crema de día matificante ligera y no grasa a tu piel grasa para reducir el exceso de grasa e hidratarla y protegerla. Se puede utilizar como base si te maquillas. Además, por supuesto, es importante que uses maquillaje no comedogénico. Por la noche, no olvides desmaquillarte con un gel limpiador o agua micelar, e hidrátate con una emulsión específica para pieles grasas. También puedes aplicar un tratamiento anti imperfecciones si es necesario. 

Todos nuestros consejos sobre maquillaje para pieles grasas

 

av_acne_peau-grasse_creme_1x1

CONSEJOS FÁCILES Y EXPERTOS 

Tu piel grasa también necesita ser purificada en profundidad.

La limpieza y la hidratación forman parte de la rutina diaria para el cuidado de la piel grasa. Para dejar que la piel respire y darle brillo, también puedes aplicar un tratamiento exfoliante suave o una mascarilla limpiadora absorbente. Esto "destapará" tus poros eliminando el exceso de sebo, las células muertas y las impurezas en profundidad. Pero ten cuidado: no utilices estas mascarillas más de una o dos veces por semana, y hazlo siempre junto con productos que no sean agresivos y que no desnuden la piel. Si la piel se trata de forma demasiado agresiva, reacciona engrosando y produciendo más sebo, que es exactamente lo que queremos evitar. 

Buenos hábitos para cuidar la piel grasa

Buenos hábitos para cuidar la piel grasa

Aunque parece más gruesa y menos frágil que la piel seca, la piel grasa también necesita ser suavizada. La clave es elegir productos dirigidos a este tipo de piel y aplicarlos con suavidad. Utiliza las yemas de los dedos para aplicar tu limpiador, crema o exfoliante, y no frotes la piel si utilizas un disco de algodón y agua micelar. 

De la misma gama

Nuestras soluciones para cuidar la piel grasa

Productos Eau Thermale Avène diseñados para ayudarte a sentirte mejor con tu piel

Cleanance Agua micelar

Cleanance Agua micelar

Desmaquilla, Matifica, Limpia

Cleanance Gel limpiador

Cleanance Gel limpiador

Matifica, Limpia, Purifica

Cleanance Cuidado matificante

Cleanance Cuidado matificante

Hidrata, Matifica, Reduce las imperfecciones

Volver al principio